Buscar

¿Autoridad o Liderazgo Docente?

Es un gusto enorme estar escribiendo de nuevo para ustedes en esta nueva entrada y más, en una fecha tan importante para todos los mexicanos; 2 de Noviembre "Día de Muertos", donde recordamos y honramos a todos aquellos seres queridos que se adelantaron en el camino llamado vida.

Muchas personas durante el desarrollo de su vida se proponen a "dejar huella" en el lugar que estén o con las personas que se van relacionando. Sabemos que el "dejar huella" se refiere a ese impacto y esa esencia que podemos causar en las vidas y mentes de las personas y por ende, ser siempre recordados. Muchos de nosotros como profesores por las características de nuestro trabajo lo podemos hacer, sin embargo muchas veces el "dejar huella" no siempre es de manera positiva, sino que también se hace de forma negativa. A manera personal, creo que todo aquel que sea profesor por vocación y por convicción siempre querrá dejar una marca de bien en todos sus alumnos, principalmente, con el fin de que se conviertan en buenos ciudadanos y personas con aspiraciones profesionales y personales.



Existen muchas anécdotas de profesores que sin importar los años que pasen, se encuentran con sus ex alumnos por la calle o en una reunión en común y éstos los recuerdan con tanta alegría y orgullo que siguen agradeciendo esa semilla sembrada en sus vidas.

En ese intento de querer "dejar huella" muchos de nosotros confundimos la autoridad con el liderazgo. Creemos que siendo autoritarios lograremos que nuestros alumnos exploten sus habilidades, desarrollen disciplina y disfruten el aprendizaje. Quizá ni siquiera nos damos cuenta que estamos ejerciendo una autoridad docente, tampoco somos conscientes de nuestros límites, pero te platico muy brevemente...

Autoridad Docente es cuando tú como profesor ejerces una potestad sobre tus alumnos, donde tienes poderes y facultades por encima de ellos. En otras palabras, tú voz, tus ideas y tus formas son las correctas, sin que haya flexibilidad y alternativas ante lo que tus alumnos quieran proponer.

La educación se disfruta cuando el profesor asiste a sus clases con la apertura y la actitud de querer aprender y descubrir cosas nuevas de sus alumnos, el panorama se amplía y es una tormenta de camaradería, de creatividad y de aprendizajes. Esto último nos hace referencia o mejor dicho, es una consecuencia de un Liderazgo Docente.



Liderazgo Docente hace referencia que como profesor optas por tener una influencia sobre tus alumnos donde buscas motivarlas, valorarlas y reconocer que cada uno de ellos presenta talentos diferentes, con el fin de perseguir un objetivo en común, donde tú como profesor eres el director técnico de ese equipo, del cual también demuestras que no es el objetivo de ellos, sino también tuyo y tienes entusiasmo y energía por conseguirlo.

En un estudio llamado "Algunas consideraciones teóricas sobre el liderazgo transformacional" realizado por Jesus Guiliany y Bracho Otilia, se mencionan algunas características, ojo, PERSONALES que hacen de un profesor líder de su aula, de sus alumnos, de sus compañeros de trabajo y de la sociedad. ¿Por qué no menciono que son características profesionales?, porque la humanidad hace a un buen maestro, claro que existe la técnica y el expertiz de una asignatura, por un lado podemos conocer la materia y cada tema perfectamente y ser los eruditos en ello, pero si no conocemos a nuestros alumnos no sabremos cómo instaurarles tales conocimientos, y más que eso, no habrá relevancia ni congruencia. La didáctica viene de la humanidad, ya que es creada, preparada y adaptada para tu grupo, para los talentos de tus alumnos, para sus realidades contextuales. Todo esto te hace un líder y los demás te verán como tal. Retomando las características son:

  • Carisma: Como profesor debes transmitirle a tus alumnos optimismo y energía en tus clases, con el fin de si surge alguna dificultad o problema se puedan tener mayores recursos para salir adelante.

  • Creatividad: El cambio y las nuevas formas no te deben asustar, debes de sobreponerte a esto, tener mente disruptiva donde los alumnos tienen que ir creando sus aprendizajes, en una oportunidad de desarrollar autonomía.

  • Interactividad: Hace referencia en tener la apertura de aprender en conjunto con tus alumnos, en respetar y sacarle provecho a cada participación o intervención de tu grupo e ir formando y moldeando a cada uno de ellos. Esto hará que confíen en ti y se den cuenta que de verdad quieres lo mejor para ellos.

  • Visión: Se trata de planificar cada objetivo y meta general de tu clase, así como cada proyecto personal de tus alumnos, con el fin de que se pongan en común y cada día se vayan concretando.

  • Orientación a las personas: Es cuando el profesor se preocupa por la integridad de sus alumnos, así como aquel que identifica situaciones y áreas de oportunidad que están limitando el desempeño escolar y personal para poder erradicarlas o minimizarlas y no sólo eso, sino que valora y detecta las habilidades que presentan con el fin de potenciarlas y pulirlas.

  • Coherencia: Como profesores debemos de ser ejemplo para cada uno de los agentes involucrados en la educación, logrando que nuestros actos, pensamientos y palabras estén en sintonía y sean de beneficio para cada uno de ellos.

  • Flexibilidad: Comprender el contexto y encontrar alternativas hace que como profesores tengamos una visión global de lo que acontece en nuestra práctica educativa y hace que nos sigamos actualizando y formando para estar al día de las realidades de nuestros alumnos y de la innovación educativa.

  • Estimulación intelectual: Muchas veces estamos acostumbrados a que como profesores damos las respuestas a cada incógnita de nuestros alumnos, olvidando todos los beneficios que podemos lograr si dejamos que ellos descubran, investiguen, se equivoquen, rectifiquen y presenten el resultado, obviamente nuestra guía, retroalimentación y motivación debe de estar presente.

Es probable que la idea que teníamos sobre el liderazgo era totalmente diferente a lo que se nombró anteriormente. El líder hace que con sus actos lo quieran seguir los demás sin ninguna actitud de control o manipulación, es una decisión personal y muchas veces inconsciente de nuestros alumnos que deseen estar en nuestras clases y digan "¿Tan rápido se acabó la clase?, se me pasó volando".



Los resultados de lo que te platiqué en esta entrada del blog sólo tú los puedes experimentar, habrá mejores días que otros pero haz que tus clases, además de ser ricas en conocimientos, que sean un espacio de encuentro, de humanidad, llena de relevancia y que sean un motivo que hará que las necesidades y áreas de oportunidad de tus alumnos encuentren una alternativa de solución y superación. ¿Alguna vez se te ha puesto la piel de gallina cuando logras que tus alumnos estén súper involucrados en tu clase? ¿Alguna vez has sentido felicidad al ver la sonrisa y el ánimo con el que salen tus alumnos de tus clases?. Si en alguna ocasión te ha sucedido algo parecido, tus alumnos estarán dispuestos a lograr los objetivos que tengas en común con ellos.

19 vistas

 contacto@proffescool.com

+52 33 3464 5743 

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

©2023 by ProffEscool. Proudly created with Wix.com

Proff Escool, la comunidad con los mejores profes de habla hispana.