Buscar
  • Abraham Mariscal Romero

Evaluación en tiempos de pandemia.

¿Qué debo de evaluar? ¿Cómo voy a evaluar? ¿En qué situación de aprendizaje se encuentran mis alumnos? ¿Qué aprendizajes necesitan mis alumnos para el siguiente año escolar? ¿Qué recursos extra les puedo ofrecer a mis alumnos?. Me imagino que son preguntas que todos los profesores nos estamos haciendo hoy en día, todo esto por la situación global que estamos viviendo causada por el virus, nombre que me es incomodo mencionar.

Específicamente en el estado de Jalisco México se nos ha informado a los profesores que el 19 de Junio del 2020 concluyen las actividades educativas a distancia y que del 22 de Junio al 3 de Julio del 2020 se deben emitir las boletas y certificaciones digitales. Situación que requiere y nos exige a los profesores evaluar y promediar a nuestros alumnos lo antes posible.

Cada lugar en particular tiene un programa distinto, pero también es claro decir que estos programas constantemente se están modificando. Sin embargo, hay algo que todos tenemos en común como agentes de educación y es la "evaluación".


Es necesario entender que la evaluación debe de ser primeramente un proceso moral antes de concebirlo como técnico o como una herramienta que nos generará una calificación. Antes de diseñar cualquier evaluación debemos de tomar en cuenta qué valores transmitirá y a qué personas beneficiará. Es contradictorio que una evaluación deje de lado aspectos formativos y se enfoque en generar sometimiento, miedo, ansiedad, injusticia y desigualdad en nuestros alumnos.

Las evaluaciones están cargadas de poder, ya que impactan directamente en los alumnos, en las instituciones y en la sociedad. Deben ser un proceso que vaya muy de la mano con el aprendizaje. Es por eso que debemos tomar en cuenta que la evaluación debe estar relacionada al contexto de nuestros alumnos y dirigida a las condiciones y contenidos en los que se produjo la formación.


Las evaluaciones tienen el objetivo de constatar los aprendizajes de nuestros alumnos pero también tienen el objetivo de demostrar por qué los aprendizajes no se han instaurado o asimilado en nuestros alumnos. Más que nunca, de acuerdo a la situación actual debemos prestar mucha atención a estos aspectos, ya sea porque el alumno no prestó atención, no estuvo motivado o simplemente no contaba con las herramientas para llevar a cabo una educación a distancia. Sin embargo, como profesores debemos de ser críticos y preguntarnos qué responsabilidades tenemos nosotros, las instituciones, los padres de familia, incluso, los gobernantes para que estos aprendizajes no hayan llegado a una asimilación y comprensión.



Las evaluaciones formativas tienen tres formas de concebirse:

  1. Formación integral y formación de valores.

  2. Preparar a los estudiantes para un mejor desempeño, constatando sus avances.

  3. Enfoque en los procesos de construcción intelectual que nos permiten describir, explicar y valorar las realidades naturales personales y sociales.

Por todo lo mencionado anteriormente; La evaluación no es educación, es una parte de ella de todos y para todos. Los evaluados, los evaluadores y la institución aprendemos a través de la evaluación.



44 vistas

 contacto@proffescool.com

+52 33 3464 5743 

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

©2023 by ProffEscool. Proudly created with Wix.com

Proff Escool, la comunidad con los mejores profes de habla hispana.