Buscar
  • Abraham Mariscal Romero

La motivación, parte importante del aprendizaje a distancia.

El ciclo escolar 2020 - 2021 ha iniciado y hemos comenzado a dar nuestras primeras clases después de un receso y un confinamiento muy largo. Cada profesor comenzó su primera semana de diferentes formas, a algunos les fue increíble, a otros les generó mucho estrés y frustración comenzar el ciclo de esta forma y con nuevos alumnos. Quizá a los profesores de universidad les fue mejor que a los de primaria, quizá hay experiencias de éxito pero también historias de desesperación. Pero aquí la pregunta del millón es...¿Los profesores, los alumnos y sus familias mantendrán o aguantarán el ritmo que demanda esta nueva modalidad?

Es válido decir que hay profesores que están trabajando más que otros y alumnos y familias que están esforzándose más que otras, sin embargo una tarea fundamental de todos nosotros como profesores es lograr que en cada clase nuestros alumnos estén motivados, que al despertar por la mañana los alumnos tengan emoción al saber que les espera una clase increíble. La motivación nos ayudará a que el ritmo perdure y la adaptación sea más favorable... y ¿Cómo puedo hacer que mis alumnos se motiven?.


La motivación, en otras palabras es una combinación en la segregación de neurotransmisores en nuestro cerebro, lo cuál, nos causa emociones que podemos interpretar como "motivación". La motivación se contagia, si como profesor te sientes motivado y no te dejas vencer con el mínimo error, tus alumnos lo interpretarán y ellos también estarán receptivos, positivos y con disposición al trabajo diario. No es una tarea sencilla, donde la base se encuentra en conocer los intereses y gustos de los alumnos, así como tener dinamismo en cada clase y tratar de entender cómo funciona el cuerpo humano, con el fin mantenerlo en equilibrio, sin cansancio y con la mente bastante atenta.





Las consecuencias o beneficios de tener motivación, por nombrar algunas son:

- "Querer hacer más" o "dar el extra".

- Tener curiosidad con lo que se presenta.

- Ser autodidacta e independiente.

- Buena actitud ante los retos y problemas.

- Mayor capacidad para tener una atención sostenida.

- Producciones creativas.

- Realización de trabajos con mayor calidad.

- Mayor aceptación personal.

- Energía en constante aumento.

- Mejores resultados en la adaptación.


"La primera impresión es la que cuenta". Esta frase aplica en gran medida para nosotros los profesores, todos sabemos que si en nuestras primeras 5 clases no logramos despertar interés, afianzar la confianza con los alumnos y transmitir autoridad a ellos, prácticamente nuestro ciclo escolar será algo incomodo, difícil y poco provechoso.

Es por eso que más que nunca debemos planear y tomar en cuenta más detalles para nuestras enseñanzas, para la disciplina, para las actividades diarias o proyectos y para variar los estímulos en cada clase.



Cada día es una oportunidad para hacer mejor las cosas. Cada clase la puedes comenzar dejando unos minutos para que los alumnos compartan algunas de sus aficiones o experiencias interesantes o incluso un momento de activación, que quizá no tenga que ver con los contenidos de tu clase, sino con algo divertido y dinámico, con el fin de que tus estudiantes mantengan la atención, la emoción y la curiosidad durante el tiempo que dura tu clase. También, a continuación te mencionamos algunas otras estrategias.


- Presentar objetivos cortos: Es necesario comenzar estás primeras semanas en hacer que los alumnos concluyan con tareas pequeñas, con el fin de aumentar su motivación, yendo de menos a más cada vez.

- Variedad de estímulos: Debemos de tomar en cuenta cada estilo de aprendizaje, habilidades y talentos de los alumnos, haciendo que nuestras clases tengan aspectos visuales, auditivos, pragmáticos, imaginativos, creativos y kinestésicos.

- Retomar experiencias: A la hora de explicar algún contenido, de dar ejemplos o de comenzar una clase podemos hacer énfasis o utilizar como ejemplos algunas vivencias de los alumnos, haciendo que se conecten con los temas.

- Provocar curiosidad: Utilizar incógnitas, crear preguntas detonantes o interesantes a nuestros alumnos hace que ellos imaginen, que propongan ideas y desarrollen autonomía, ya que se genera un hambre por el aprendizaje y hace que ellos encuentren sus propias soluciones.

- Reconocimientos: Un aliado importante para nosotros puede ser la motivación extrínseca. Este tipo de motivación es la que nos pertenece provocar como profesores a través de reconocimientos, elogios, puntos extra, retroalimentando, asignando records, regalando premios, etc. Es básico que durante tus clases virtuales constantemente estés reconociendo en público a los alumnos que participen o que vayan logrando el "extra", con el fin de contagiar e involucrar a los demás para que también lo hagan.



Buscando la motivación en nuestras clases haremos que los alumnos se adapten rápidamente a esta nueva modalidad, y no sólo eso, que la disfruten y quieran repetir la experiencia día con día. Es necesario estar en contacto con nuestros estudiantes y sus familias, para encontrar puntos en común y aprovecharlos para seguir desarrollando interés y ganas de querer aprender en cada uno de ellos, que no sólo sea una obligación. Proffe Cool contagia a tus alumnos, transmite emoción y motivación, ellos y la educación te lo agradecerán.

11 vistas

 contacto@proffescool.com

+52 33 3464 5743 

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

©2023 by ProffEscool. Proudly created with Wix.com

Proff Escool, la comunidad con los mejores profes de habla hispana.