Buscar

Tips para tener inteligencia emocional

Actualizado: jun 1

Muchas personas asumen que por el simple hecho de ser profesores todo lo podemos hacer, también que tenemos todos los recursos necesarios para poder manejar nuestras emociones. En los últimos años se ha comenzado a dar peso a una serie de habilidades que las personas deben conseguir o desarrollar para alcanzar el éxito y tener una vida, tanto personal como profesional en equilibrio y en un disfrute constante. Estas habilidades en conjunto las conocemos como “Inteligencia Emocional” y sabemos que, como profesores, por todo lo que conlleva es muy importante dominarla y desarrollarla.


Desde siempre los profesores cargamos una gran variedad de responsabilidades, tenemos jornadas laborales muy grandes y muchas veces no gozamos de pagos económicos justos. A todo esto, le añadimos que aquellos profesores que están 100% comprometidos con su labor, hacen un gran trabajo que demanda; planeación, creatividad, comunicación, dominio de recursos tecnológicos y además, templanza y serenidad para afrontar las problemáticas y situaciones del día a día, que llevamos nosotros mismos y las que aquejan a nuestros alumnos, por lo cual, muchas veces tratamos de ser lumbreras que den dirección a la vida de ellos, pero si nosotros no desarrollamos y mantenemos habilidades emocionales inteligentes, por más esfuerzos que hagamos no lograremos estos objetivos. Sin embargo, constantemente los profesores nos encontramos con desequilibrios, principalmente a causa del estrés, de la ansiedad, de la frustración, del descontento por decisiones por niveles superiores que afectan nuestra práctica docente, entonces todo esto impacta en la autoestima y autoconcepto que vamos creando, provocando que contagiemos a nuestros alumnos de esto.


gif

En la actualidad todos los profesores tuvimos una prueba de fuego llamada “Pandemia”, “Virtualidad”, “Educación a distancia”, lo cual provocó que lo esquemas de la educación se transformaran completamente, haciendo que el profesor, en poco tiempo tuviera que reinventarse y adaptarse a este nuevo modelo educativo. Claro que esta situación, para algunos, trajo muchos beneficios y fue de bastante provecho por ; los recursos, por el apoyo del centro educativo, por el contexto de sus alumnos, de sus familias y más que nada por sus recursos emocionales. Sin embargo, para otros no fue así, y mucho de esto depende en gran medida de la inteligencia emocional puesta a la hora de afrontar dicha situación.


En estos momentos el rol del profesor es clave, ya que nosotros deberíamos de ser modelos de gestión de emociones para nuestros alumnos, porqué gran parte de su aprendizaje depende de la imitación y la referencia que les vayamos dando, esto ayudará a crear ambientes de aprendizaje más óptimos. Quizá lo anterior se escuche muy complicado o quizá te estés preguntando: ¿Tendré habilidades emocionales adecuadas? ¿De qué habilidad emocional carezco?, la ventaja y una luz en medio de la obscuridad es que gran parte del éxito del profesorado en su labor profesional se debe a la gestión de sus emociones y de cómo se capte la realidad y el sentido de cada situación.


gif

Para esto debemos tener puntos de referencia en nuestra práctica docente, en los que te recomiendo 2 vertientes; la primera es el cómo prevenir un desequilibrio emocional y la segunda es cómo intervenir de forma oportuna y adecuada en las situaciones problemáticas que demanden más recursos de nuestras emociones. Primero debemos de comprender que hay cosas que por más que hagamos e intentemos no se modificarán. Me refiero a que hay decisiones, actitudes, proyectos de las familias de nuestros alumnos y hábitos de ellos que no dependen de nosotros, entonces debemos soltar y comenzar disfrutar más de nuestra labor y más aún, disfrutar de este ejercicio de manejo de emociones. En experiencia propia, lo veo como un juego de retos y niveles que voy superando.

  • Primero: Identifico la situación problema.

  • Después: Trato de elegir la mejor estrategia para afrontarla y separo lo que sí está en mis manos y lo que no.

  • Tercero: Ejecuto e intervengo en lo que sí puedo modificar, buscando cambios de conducta favorables.

  • Cuarto: Evaluó sí me funcionó la estrategia y las formas utilizadas, así como el resultado obtenido de la situación.

  • Quinto: Al final me doy un reconocimiento por lograrlo, por ejemplo: Una copa de vino tinto con un buen jamón al término de mi día laboral.

Y claro, dentro de este proceso habrá áreas de oportunidad. Si identificas qué te faltó, por ejemplo: organización, comunicación asertiva, negociación, creatividad o incluso preparación profesional, deberás trabajar en eso para que la inteligencia emocional cada vez sea más capaz, entonces tus relaciones entre colegas y alumnos tengan beneficios.


gif

A continuación, se mencionarán algunos tips para prevenir desequilibrios emocionales en tu labor profesional:

  • Olvídate de las improvisaciones y enfócate en planear las experiencias de aprendizaje de tus alumnos, los recursos que necesitarás, el tiempo a invertir, la metodología a usar y dinámicas que sean de tu agrado que te ayuden a conseguir los objetivos educativos.

  • Crea ambientes amenos, empáticos, divertidos y cómodos para la práctica educativa, donde los alumnos tengan un sentido de pertenencia por tus clases y tú disfrutes las enseñanzas y las relaciones con ellos.

  • Realiza un trabajo colegiado, donde las decisiones e ideas innovadoras se compartan, donde haya una cultura de consejo, con el fin de que cada profesor se motive uno del otro y se encuentren recursos didácticos y conductuales para afrontar las clases.

  • Asume la responsabilidad de educador de tus alumnos, de guía y de potenciador de talentos, donde ellos encuentren una referencia en ti.

  • Identifica tus mayores fortalezas que tienes como docente y hazlas parte de tus experiencias de aprendizaje. Por otro lado, identifica tus áreas de oportunidad en tu labor profesional e invierte tiempo para convertirlas en fortalezas.

  • Reconoce que estás conviviendo y formando personas, que tienen dignidad, tienen ideas diferentes a las tuyas y que cargan con problemas muy distintos o similares a los tuyos.

  • Identifica las situaciones que te irritan, y más aún, identifica los aspectos que están en ti que provocan parte de esas situaciones, creando una experiencia muy incómoda.

  • Conoce e identifica el nivel en el que se encuentran tus alumnos, sus niveles de logro, sus gustos e intereses, así como su materia con gusto predominante.

  • Comprométete a eliminar viejas costumbres que no se adecúan a la realidad y necesidades de los alumnos. Añadiendo a esto, no rechaces la tecnología o nuevas metodologías sin antes probarlas y vivir la experiencia con tus alumnos.

  • Informa a los padres de familia aspectos importantes de la inteligencia emocional y enséñales estrategias. A su vez, establece puntos, acuerdos y reglas en común al inicio del ciclo escolar.

  • Acércate con tus directivos y solicita formación emocional, muy necesaria en esta educación a distancia.

  • Trata de dejar los problemas de casa ahí y sé bastante profesional para que no los manifiestes en clases y no recaigan tus emociones con tus alumnos.

  • Busca e inscríbete en actualizaciones profesionales que tengan que ver con tus materias y en cómo dar las clases, así como cursos y capacitaciones para mejorar tu inteligencia emocional.


gif

Ahora mencionaré algunos tips que te pueden ayuden a intervenir y mantener un equilibrio emocional adecuado:

  • Interioriza y reflexiona si la situación está en tus manos y puedes hacer algo al respecto; condiciones laborales, medios a tu disposición, exigencias y solicitudes irreales, aulas físicas y virtuales precarias (ojo, esto no quiere decir que no pensemos e ideemos nuevas opciones con creatividad y pensando fuera de la caja), familias incapaces que no comprenden la labor de los docentes y no abrazan el proyecto educativo que les recomiendas y la nula voluntad y apertura por parte de los alumnos para recibir los aprendizajes (esto siempre y cuando ya hayas creado estrategias para motivar, ya hayas utilizado diferentes recursos y hayas dado recomendaciones a él y a sus familias).

  • Comprende que no todas tus clases serán perfectas, dinámicas y que no siempre tus alumnos estarán en su mejor situación física para recibir los aprendizajes. No te auto flageles y busca siempre la mejora. Pide a tus alumnos, colegas y directivos que te evalúen constructivamente.

  • Busca que ante una situación problemática los alumnos expresen sus emociones, dales vías de contención y evita añadir leña al fuego. En otras palabras “No te enganches” y después de cierto grado de serenidad retoma el tema. Tiene que haber disposición mental para resolver y comprender cada situación y asimilando los aprendizajes que deja.

  • Reflexiona con qué persona estás teniendo algún conflicto; alumno pequeño, alumno adolescente, alumno joven o algún adulto, ya sea alumno, padre de familia, colega o directivo. Donde en cada nivel establezcas normas y límites claros de acuerdo a los niveles y capacidades de los alumnos o de los involucrados, corrige y exige con cariño.

  • Resuelve los asuntos prioritarios en cada día laboral. Piensa en las consecuencias positivas y negativas que puede traer si resuelves o no cada asunto.

  • Trabaja buscando la efectividad. Ser efectivo no quiere decir hacer las cosas rápido, sino, hacer las cosas bien, bajo los objetivos profundos, tratando de ahorrar recursos, en este caso físicos y emocionales, donde se tomen en cuenta todas las realidades de los alumnos, donde se brinden propuestas y retroalimentaciones y donde obtengas algún parámetro de que tus alumnos están aprendiendo.

  • Comprende las emociones de las otras personas en situación problema, donde separes tus emociones negativas con las de ellos, haciendo un ejercicio empático, con el fin de conocer e imaginar las sensaciones físicas y pensamientos que está teniendo la otra persona, con el fin de elegir la mejor estrategia para llevar la situación.

  • Tener un termómetro emocional, donde identifiques en qué nivel estás o te está llevando la situación problema, para que aprendas a parar, contenerte y resolver lo sucedido con la mayor mesura y asertividad posible.

  • Brinda opciones a la hora de que tus alumnos tengan algún problema con la tecnología en casa y tú no sepas cómo resolverlo, desde problemas con el internet hasta la asignación de un juego o dinámica virtual. No te demores y pierdas mucho tiempo, busca solución y maneja la frustración de tus alumnos. Comprendan mutuamente que no pasará nada y que al menos se ha hecho el intento.

  • Respeta el ritmo de cada alumno y su valor personal y en ese intento brinda opciones, retroalimentaciones, herramientas y posibilidades para la consecución de los objetivos propuestos.

  • Averigua ante una situación problema con algún alumno las problemáticas familiares que pudieran estar detonando ciertas actitudes en él. No lo tomes personal.

  • Controla cuando una situación se te salga de tus manos o que suceda algo que no querías o no esperabas, establece atención en las metas, en vez de los obstáculos. Mantén cierto grado de optimismo e iniciativa, de modo que tengas que valorar el ser proactivo y actuar con mesura y de forma positiva ante los imprevistos- Haciendo esto podemos dejar atrás aquellos obstáculos que solo se fundamentan en la costumbre o el miedo injustificado a lo que puede pasar.


gif

La inteligencia emocional en nosotros los profesores no se debe de tomar a la ligera, ya que es fundamental nuestra integridad, tanto física como mental y porqué somos guías y referentes emocionales para nuestros alumnos.

Te invito a que tengas un enfoque y un esfuerzo mayor en prevenir los desequilibrios emocionales para que evites intervenir, entonces puedas tener jornadas laborales más exitosas y con un ambiente ameno, donde encuentres un reconocimiento propio y de los demás. Es momento que comiences a cuidar y cultivar estas habilidades y las de tus colegas, donde se contagie el buen ánimo y se compartan las mejores estrategias para afrontar las situaciones problema.


Si eres un profesor que le cuesto mucho desarrollar estas habilidades, contáctanos y juntos podemos encontrar soluciones para ti y tus alumnos. Esta profesión se debe de disfrutar.


58 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo